Refranes

A nadie le gusta que le digan la verdad.
Al que le caiga el guante, que se lo chante.
Aparenta aparentador, escóndete detrás del mostrador.
Cada cual da de lo que tiene.
Cada tejo con su parejo.
Caras vemos, corazones no sabemos.
Contempla las madres alcahuetas, ellas te abren las puertas.
Cría cuervos y te sacarán los ojos.
Cuídate de los maridos callados, son los más bravos.
De las aguas mansas líbrame Dios, de las fuertes me libro yo.
Del dicho al hecho, al mucho trecho.
Dicen que al perro lo castran una sola vez. Falso: Al perro lo castran las veces que se deje.
Dime de qué presumes y te diré de qué careces.
Dios los hace, ellos se juntan.
El último que ríe, ríe mejor.
El amor y el interés comen en el mismo plato.
El gordo empalaga.
El que a cuchillo mata, a cuchillo muere.
El que reza y peca, empata.
El que tiene rabo de paja no se arrima a la candela.


« ‹ Página 1 de 3 »